Saltar al contenido
La Jardineria

Azada para jardinería

La azada o azadón es una herramienta manual agrícola muy versátil que es empleada en el campo o en el jardín para remover pequeñas cantidades de tierra. Es utilizada para controlar las malezas mediante la agitación de la superficie del suelo alrededor de las plantas, poniendo tierra alrededor de la base de las plantas. Ésta crea surcos estrechos y zanjas de poca profundidad para sembrar las semillas. También suele emplearse para cortar las malas hierbas y raíces. Incluso, se usa para cavar o mover la tierra para la cosecha de tubérculos como la papa, camote, yuca, etc.

Partes de una azadon

El azadon está formada por una lámina en el borde frontal cortante, posee filo a un solo lado, y tiene un mango para sujetarla. La pala o mango suele presentarse en fierro o madera. Esta herramienta es empleada para cavar y remover tierras previamente roturadas. La azada tiene diversos usos, además del sector agrícola, como el de la albañilería, pues tiene la capacidad de mover montones de arena o cemento.

Tipos de azadas

Existe en el mercado una gran variedad de tipos de azadas, siendo las más comunes las siguientes:

  • Azada colineal: Es la que posee una hoja estrecha y cortante que se utiliza para cortar las malas hierbas de una manera rápida. Sus hojas son muy filudas por lo que corta las hierbas sobre la superficie con un simple barrido.
  • Azadón Dego: Es la más conocida y utilizada generalmente en el cultivo típico. Posee una cabeza fuerte y una amplia forma de hoja delta.
  • Azada holandesa: Tiene un diseño especial el mismo que es empujado en el suelo para cortar las malas hierbas bajo la superficie. Su cabeza es un lazo de metal plano.
  • Azadas estribos: Están especialmente diseñadas con una cuchilla de doble filo que se dobla alrededor para formar un estribo como rectángulo unido a la manija. Las malas hierbas se cortan justo por debajo de la superficie del suelo. El ancho de la hoja oscila entre tres y siete pulgadas.

Hoy en día, para ser precisos desde hace quince o veinte años, las azadas son utilizadas por los arqueólogos profesionales. Cabe recalcar que estas herramientas no son tan precisas o exactas como la tradicional paleta, la cual es muy empleada en el campo de la arqueología La azada es una herramienta ideal para la limpieza de zonas abiertas que son de gran interés para el estudio de restos arqueológicos.